LOS POLVOS BRONCEADORES ¿CÓMO SE USAN?

Es fácil abusar de ellos pero en cuanto a polvos bronceadores se refiere el dicho: “menos es más” es certero. Bastan unos toques de producto en la cara y una buena aplicación y lucirás un bronceado saludable al instante.

El acabado satinado es perfecto para todo el año y le da a la piel un efecto luminoso. Si tu piel es seca evita los acabados mate. 

O sea que elegir un tono u otro dependerá de nuestro color de piel en el momento de aplicarnos los polvos. Dar con tu tono es difícil pero una vez lo hagas el resultado es espectacular. Tanto en verano para iluminar nuestro bronceado como en invierno para dar a tu piel pálida ese tono bronceado es perfecto para aquella mujer sofisticada. Aunque hay mujeres que usan autobronceadores el resultado no es el mismo.

El polvo bronceador tiene que estar dos tonos por debajo de nuestra base de maquillaje. Es decir, el tono natural de nuestra piel. 

Cuidado porque a veces produce el efecto de anaranjado y apagado y, por ello, será imprescindible averiguar el subtono: cálido, frío o neutral.

Para el subtono cálido es fácil encontrar los polvos bronceadores adecuados a su piel ya que los polvos en su mayoría tienden al dorado.

 Para el subtono frío es más complicado. Hay que encontrar unos polvos que no tiendan a anaranjados ni a dorados. 

 Se pueden usar después o antes del maquillaje pero debes tenerlo en cuenta porque tu tono de piel será distinto si estás maquillada o no.  La herramienta perfecta para aplicarla es la brocha porque difumina el producto de forma correcta y no deja lo que se llama el efecto máscara. 

La brocha se pasará de lado por los polvos de bronceado y se cargará de una cantidad de producto que veamos necesaria.

Con ese lado de la brocha comenzaremos a usar el producto en el lateral de la frente lo más cerca posible del nacimiento del cabello. Después bajaremos por la sien en forma ovalada y hasta el final de la aleta de la nariz pasando por el pómulo.

Moja la brocha otra vez y ahora comienza desde el pómulo hasta llegar debajo de la mandíbula pasando también por el pómulo.

Consigue un bronceador adecuado a tu tono y conseguirás unos geniales resultados.

Los mejores polvos bronceadores

Charlotte Tilbury

Los airbrush bronzer  vienen en una polvera dorada. Son para el rostro y el cuerpo. Tiene efecto lifting mate para una piel pulida y perfecta. Recuerda que también es esencial la brocha que utilizas para empolvar tu rostro y cuerpo. La marca de Charlotte Tilbury recomienda la brocha estilo kabuki.

Guerlain

Cada verano esta marca lanza una nueva edición de sus polvos Terracotta XXL . Los tonos se mezclan a gusto del consumidor y dan calidez a la piel y potencian la luminosidad del bronceado.

Dior

Diorskin Mineral Nude Bronze. Están enriquecidos con minerales para dar luminosidad al rostro. Tiene seis tonalidades diferentes que ofrecen un acabado único para un bronceado natural y luminoso.

Fenty beauty

Sun Stalk’r: tiene 8 tonos. Resaltan la calidez de todos los tonos de piel. Son súper suaves, cremosos y fáciles de extender y proporcionan un brillo que no mancha.

The Body Shop

Coconut Bronze Matte Bronzin Powder. Disponible en tres tonos y cuentan con una esponja para dar un efecto de piel bañada por el sol. Enriquecidas con aceite de coco de Samoa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.