LOS POLVOS BRONCEADORES ¿CÓMO SE USAN?

Es fácil abusar de ellos pero en cuanto a polvos bronceadores se refiere el dicho: “menos es más” es certero. Bastan unos toques de producto en la cara y una buena aplicación y lucirás un bronceado saludable al instante.